ROL MULTIACTORAL

La CMNUCC define el cambio climático como “un cambio en el clima, atribuido directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que viene a sumarse a la variabilidad climática natural observada”. El objetivo primordial de la CMNUCC es estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera hasta un punto tal que permita que los ecosistemas se adapten al cambio climático de manera natural, se asegure la producción de alimentos y se facilite el desarrollo económico sostenible.

Cabe destacar que “actividad humana” nos involucra, tanto desde el punto de vista individual como colectivo, en forma independiente al tipo de participación dentro de los esquemas de Organización social global. La complejidad multidimensional del tema, su tratamiento y diseño para el abordaje y solución, a partir solamente de los especialistas, dificulta la interpretación del rol individual requerido y su articulación final con los implementadores territoriales cuyo objetivo es canalizar acciones concretas para proceder a mitigar y adaptar a la humanidad, en su conjunto, a variaciones climáticas sin precedentes y las consecuencias que atentan sobre la concepción de la vida tal como la conocemos. Nadie puede eximirse de su responsabilidad frente a la actual crisis socio-ambiental, dado que usufructuar los beneficios de nuestro actual modelo de desarrollo implica el compromiso fehaciente para poder sostenerlo.

A continuación se extraen textos incluidos en Conferencia de las Partes, 21er período de sesiones, París, 30 de noviembre a 11 de diciembre de 2015, que dieron origen al Acuerdo de París. Se solicita buena predisposición para interpretar y considerar el lenguaje técnico. Posteriormente trataremos de “simplificar” el mensaje y consenso alcanzado por las Partes.

 

IV. Acción reforzada en el período anterior a 2020

109. Reconoce el valor social, económico y ambiental de las medidas de mitigación voluntarias y los beneficios secundarios que reportan para la adaptación, la salud y el desarrollo sostenible;
a) Alienta a las Partes, los órganos de la Convención y las organizaciones internacionales a que participen en este proceso, en cooperación, cuando proceda, con los interesados pertinentes que no sean Partes, comuniquen sus experiencias y sugerencias, también respecto de los eventos regionales, y cooperen en la labor de facilitar la aplicación de las políticas, prácticas y medidas identificadas en este proceso, de conformidad con las prioridades nacionales para el desarrollo sostenible;

112. Pide a la secretaría que organice el proceso a que se hace referencia en el párrafo 110 supra y difunda sus resultados, y que para ello:
a) Organice periódicamente, en consulta con el Comité Ejecutivo de Tecnología y con las organizaciones de expertos pertinentes, reuniones de expertos técnicos sobre políticas, prácticas y medidas específicas que representen las mejores prácticas y que se puedan reproducir y aplicar a diferentes escalas;

118Acoge con satisfacción los esfuerzos realizados por los interesados que no son Partes para aumentar sus medidas destinadas a hacer frente al clima y alienta el registro de esas medidas en la plataforma de la Zona de los Actores No Estatales para la Acción Climática (NAZCA)3;

119. Alienta a las Partes a trabajar estrechamente con los interesados que no son Partes con el fin de catalizar acciones que refuercen la labor de mitigación y de adaptación;

120. Alienta también a los interesados que no son Partes a que aumenten su participación en los procesos mencionados en los párrafos 110 supra y 125 infra;
b) Ofrezca la oportunidad de anunciar iniciativas, coaliciones y esfuerzos voluntarios nuevos o reforzados, incluida la aplicación de políticas, prácticas y medidas dimanantes de los procesos mencionados en los párrafos 110 supra y 125 infra y presentadas en los resúmenes para los responsables de las políticas a que se hace referencia en el párrafo 112 c) supra;
c) Haga un balance de los progresos realizados y tome nota de las iniciativas,coaliciones y esfuerzos voluntarios nuevos o reforzados;
d) Ofrezca periódicamente oportunidades reales para una participación de alto nivel efectiva de dignatarios de las Partes, las organizaciones internacionales, las iniciativas de cooperación internacional y los interesados que no son Partes;

128. Decide que el proceso mencionado en el párrafo 125 supra se llevará a cabo mediante:
a) La facilitación del intercambio de buenas prácticas, experiencias y lecciones aprendidas;
b) El estudio de las actuaciones que puedan mejorar significativamente la aplicación de las medidas de adaptación, en particular las que puedan aumentar la diversificación económica y producir beneficios secundarios de mitigación;
c) La promoción de la cooperación para la adaptación;
d) La determinación de oportunidades para reforzar los entornos propicios y aumentar la prestación de apoyo para la adaptación en el contexto de las políticas, prácticas y medidas específicas;

V. Interesados que no son Partes

134.  Acoge con satisfacción los esfuerzos de todos los interesados que no son Partes, incluidos los de la sociedad civil, el sector privado, las instituciones financieras, las ciudades y otras autoridades subnacionales, para hacer frente al cambio climático y adoptar medidas de respuesta;

135. Invita a los interesados que no son Partes mencionados en el párrafo 134 supra a que acrecienten sus esfuerzos y apoyen las medidas destinadas a reducir las emisiones y/o a aumentar la resiliencia y disminuir la vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático, y a que den a conocer esos esfuerzosa través de la plataforma de la Zona de los Actores No Estatales para la Acción Climática4 a que se hace referencia en el párrafo 118 supra;

136.  Reconoce la necesidad de reforzar los conocimientos, las tecnologías, las prácticas y los esfuerzos de las comunidades locales y los pueblos indígenas en relación con la lucha contra el cambio climático y la adopción de medidas de respuesta y establece una plataforma para el intercambio de experiencias y mejores prácticas sobre la mitigación y la adaptación de manera holística e integrada;

En síntesis, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) insta y convoca a todo individuo a  participar activamente en beneficio de la humanidad actual y futura. El cambio de paradigma impone que la humanidad se comprometa y responsabilice por su propio destino, a partir de la conciencia del propio individuo y reflejada en cualquier tipo de organización que lo represente. Organizaciones multilaterales, Estado, sector académico, privado y Organizaciones civiles, sociedad urbana y rural, pobladores originarios, a efecto de lograr resultados, deben alinearse en forma horizontal solapando sus roles específicos de acción, generando un marco de responsabilidad y confianza que permita asegurar que cada uno cumple con lo suyo. Es hora de comprender que el planeta es un único hogar compartido y que su destino habrá de alcanzarnos.